Email

El petróleo cae al mínimo en seis años


 
19 agosto 2015

El precio del barril de crudo Texas y de Brent, de referencia en EE UU, y Europa, siguen desplomándose hasta situarse en la zona de mínimos en seis años y medio, niveles similares a los que ya tocaron en enero.

Esta recaída llega después de que se conociese que las reservas estadounidenses de petróleo aumentaron hasta sus niveles más altos en una segunda semana de agosto de los últimos 80 años, en contra de lo que se preveía. Según las cifras de la Agencia de Información Energética estadounidense (EIA, por sus siglas en inglés), el total de crudo en inventarios estadounidenses repuntó la semana pasada en 2,6 millones de barriles, hasta los 456,2 millones.

Estos datos han incidido en la caída este miércoles del crudo, que en el caso del barril de Brent fue de un 3,4% (47,2 dólares por barril) y en el del Texas, un 4,41% (40,8 dólares por barril).

Los expertos prevén, además, que la paulatina inclusión de Irán en el mercado internacional de crudo añada un factor de presión a la baja sobre los precios, ya acentuada por la debilidad del consumo en todo el mundo. El bombeo de petróleo en EE UU, el primer productor del planeta, sigue en niveles récord.

Impacto sobre las divisas

La EIA también redujo este miércoles sus previsiones de precio del crudo para este año y el próximo. Según los nuevos datos, el barril de crudo Texas cerrará el ejercicio en curso en una media de 49 dólares por barril (seis menos de su pronóstico anterior) y repuntará hasta los 54 dólares en 2016. Esta subida es, no obstante, menor a la que pronosticó en julio, cuando esperaba que cerrase el año próximo en 62 dólares por barril.

El fuerte descenso en el precio del petróleo en los últimos meses ha venido acompañado por una caída de todas las materias primas —desde los metales hasta los alimentos pasando por toda clase de productos energéticos— y, consecuentemente, de las divisas de los países que son exportadores netos. La caída en el precio del Bloomberg Commodity Index, el termómetro más fiable sobre materias primas, asciende al 30% en el último año, un desplome similar al registrado por el real brasileño frente al dólar (-35%), el peso mexicano (-21%) o la lira turca, que este miércoles marcó su mínimo histórico tras perder un 26% frente a la divisa estadounidense.

El crudo de Texas cierra en su nivel más bajo desde 2009 →