Email

Bebés y billetera, tips para el éxito financiero


 
  Por Consumo Inteligente - MasterCard 14 octubre 2015

La llegada de un bebé cambia la vida de los papás y, evidentemente, las finanzas personales no están exentas de esta trasformación. Es por eso que Consumo Inteligente les deja estos 6 puntos que deben de cubrir para que el nuevo miembro de la familia no tome por sorpresa a su billetera.

• Fondo de emergencias. Además de comprar la cuna, el coche y los gastos que genera el mismo parto, hay que estar prevenidos para aquellos que van a surgir y seguramente tenía contemplados pero que en el momento el monto asignado para estos es mayor, como los pañales, fórmulas, ropa y, sobre todo, los gastos por consultas médicas. Según Sofía Macías, Consultora de Consumo Inteligente, la Universidad Financiera de MasterCard, “también se tiene que ahorrar para los meses en que la mamá no va recibir ingresos.”

• Cobertura de salud. Es ideal que antes del embarazo se haya contratado un seguro de gastos médicos; pero, de no ser así, es fundamental para sus finanzas que tengan cubierto este rubro ya sea mediante la seguridad social o seguro privado para que estén protegidos tanto la mamá como el bebé.

• Presupuesto con los nuevos gastos. También sus gastos y prioridades se van a modificar, es por eso que ahora va a tener que rehacer su presupuesto. Desde los gastos básicos de comida y vestimenta, hasta lo nuevo que tendrá que adquirir con el paso del tiempo.

• Seguro de vida. Con la llegada de un nuevo miembro a la familia es fundamental estar protegidos con un seguro de vida. La idea de tenerlo para prevenir que, en caso de faltar, no se quede desprotegido.

• Historial creditico impecable. Antes de la llegada del bebé también debe procurar en la medida de lo posible no tener deudas y, de ser así, que no sean más del 30 % de sus ingresos. Asimismo es importante que tenga un historial crediticio impecable por si necesita solicitar créditos más grandes como los de una casa o un carro.

• Ahorro para la educación de su hijo. Es una parte que poco pensamos en hacer en este momento porque creemos que falta mucho tiempo, pero justo por este motivo es fundamental empezar a ahorrar para la educación de su hijo ya que entre más temprano empiece, más barato porque tiene más tiempo para ahorrar. Puede ser un seguro de educación o tener una inversión a largo plazo para cuando llegue el momento de que su hijo vaya a la universidad.

← Crisis financiera: actitudes que hacen la diferencia 5 tips para ayudar con los gastos de la casa →