Email

El método del bateador


 
  Por Jimmy Quesada 14 octubre 2015

El camino del emprendedor es como la vida de un bateador, es decir; de cada diez turnos al bate, logra conectar tres bolas y de estas, únicamente una de las mismas es un home run. Ello muestra a grandes rasgos lo duro y gratificante que puede ser perseguir un sueño. Si analizamos por un momento, todos queremos el mejor estilo de vida, sin embargo cuando debemos asumir el riesgo preferimos quedaros en nuestra zona de confort.

Estudiando la vida de grandes emprendedores como Bill Gates o Steve Jobs, podemos encontrar rasgos similares entre ellos, sin embargo el más importante es la perseverancia y la autoconfianza en sí mismos, después de todo si ni siquiera creo en mí como puedo esperar que lo demás lo hagan.

Muchas personas creen que se requiere la idea el millón de dólares, sin embargo ello es secundario, cuando nos preparamos para ser grandes empresarios las ideas fluyen por arte de magia, el verdadero reto radica en tener la asertividad para saber cuál es la indicada, estar preparado de forma integral para llevarla a cabo y junto a ello el carácter para sacarla adelante.

Ser emprendedor es pasar unos años como nadie quiere para pasar el resto de su vida como nadie puede, lograrlo es difícil sin embargo con perseverancia, perseverancia y perseverancia es perfectamente posible.

Claramente existen aspectos sociales que permiten, mayor acercamiento hacia las posibilidades de lograr el éxito, es imposible comparar una persona nacida en Palo Alto con una del Congo. Ninguna tiene el éxito asegurado, sin embargo no se puede obviar que uno lleva un poco de ventaja. Pero qué pasa con la persona promedio, será normal que toda la riqueza monetaria está concentrada en tan pocas manos, dejando de lado las grandes herencias, títulos o regímenes, me refiero a los nuevos emprendedores del siglo XXI.

Una pregunta para reflexionar

¿Si una persona económicamente promedio trabaja 55 horas a la semana junto con las extras, una persona millonaria trabaja 110 horas semanales? Obviamente no, lo cual además de demostrar existen una clara relación entre la buena administración del tiempo y resultados, también se encuentra uno de las grandes problemáticas que enfrentan los futuros empresarios, pasar del dicho al hecho.

Si pudiéramos citar los tres primeros pasos lograr el éxito serian: El fracaso, perder el miedo y perseverar, siete de cada diez emprendimientos fracasan, sin embargo, ello no solo responde a que la idea del mismo está fuera de lugar, sino también a la ausencia de una serie de aspectos claves necesarios para poder sacar adelante una empresa, de decir, la parte del empresario que marca la diferencia entre los rápidos y los muertos, el carácter, la visión, formación personal y networking.

Claramente no existe una receta única para los negocios, pero si experiencias similares y en cada una de estas el factor que marcó la pauta fue la perseverancia para superar los retos del camino, en la medida que esto ocurre, nuestra capacidad de liderar y por ende de gerenciar, dejando de lado las excusas y logrando así ser los empresarios del futuro.

← Cuatro de cada 10 jefes son tóxicos. ¿Cómo es el tuyo? Integridad 24/7 ¿Cómo liderar siempre? Un libro para poner la ética de moda →
Jimmy Quesada

Consultor en coaching, liderazgo y construcción de equipos (team building).
Puede contactarlo al correo electrónico: Druck10consultores10@gmail.com
Sígalo en Facebook