Email

Alibaba supera a Walmart como el mayor vendedor del mundo


 
07 abril 2016

Walmart tiene otro motivo para estar preocupada por la irrupción de Internet en el negocio del comercio minorista. El portal chino de comercio por Internet Alibaba superó a la cadena estadounidense por el valor de las ventas brutas que realiza a través de sus diferentes plataformas, lo que le convierte en la mayor compañía del mundo en ventas al por menor.

Es importante señalar que ambas empresas son muy distintas: Walmart comercializa productos que compra a proveedores y gestiona en sus propios centros logísticos. Factura por esos productos directamente. Mientras, Alibaba es un intermediario virtual: gestiona una plataforma donde terceras empresas comercializan sus productos, a cambio de dejarle al gigante chino una comisión.

Los ingresos finales de Alibaba, de hecho, no se corresponden con esas ventas, sino con el porcentaje que cobra de comisión. La compañía china tuvo una facturación de 11.000 millones de dólares en los nueve primeros meses del ejercicio 2015, que cerró el 31 de marzo. Los ingresos de Walmart fueron de 478.600 millones en el año, lo que le coloca al frente del Fortune 500 por delante de Exxon Mobil y de Chevron. Amazon, el rival a batir, facturó 107.000 millones el año pasado.

El crecimiento de Alibaba ha sido exponencial. Supone tres cuartas partes del negocio minorista en China. La compañía fundada por Jack Ma está en paralelo en proceso para llevar ese dominio aplastante más allá de su mercado natural en Asia y poder plantar cara a Amazon. Con esa afirmación da por hecho que supera el casi medio billón de dólares del valor de la mercancía que movilizó Walmart en 2015.

El conglomerado ya adelantó hace dos semanas que acumulaba en el año un volumen bruto de ventas por un valor de 476.000 millones. El crecimiento de Alibaba está siendo espectacular, al triplicarlo en solo tres años, y espera doblar para 2020. Ya en la publicación de los resultados del tercer trimestre indicó que superó los 400 millones de compradores activos en China.

 

Adaptado de elpais.com

← Apple se despide de su gallina de los huevos de oro El sexo de las marcas →