Email

La milla extra


 
  Por Jimmy Quesada 20 abril 2016

“Todos los días una gacela amanece pensando que debe ser más rápida que el león más lento para poder vivir y todos los días un león amanece pensando que debe ser más rápido que la gacela más lenta para poder comer”

 

De la frase anterior, además de reflejar la realidad en la sociedad que vivimos, se retrata algo fundamental; no solo se trata de amanecer para lograr el éxito, sino que día con día debemos dar la milla extra en todo lo que hacemos para así lograr ser la mejor versión de nosotros mismos.

En palabras de John Maxwell en su libro el talento nunca es suficiente; enfatiza en repetidas ocasiones que el mismo, sin disciplina es un desperdicio. Realidad que vemos en historias de personas que conocemos, que pudieron ser y no lo fueron.

Los grandes estadísticos concuerdan en que solo una de cada diez personas realiza sus sueños, llámense estos deportivos, profesionales, empresariales y familiares, pero a qué se debe esto, será que la vida es cada día más complicada o será que no estamos dispuestas a dar la milla extra.

Si analizamos casos como el Jack Ma, que creo un negocio millonario en tiempos de crisis, Amancio Ortega el gigante de la moda que repartía batas de señora en bicicleta o nuestro nuevo héroe Keilor Navas de Pedregal de Pérez Zeledón al mejor equipo de mundo. Cada uno e esto tiene varias similitudes sin embargo existen dos muy importantes; la primera que ninguno de estos tuvo una vida sencilla y la segunda que comprendieron que, si lo puedes sentir, lo puedes creer y lo puedes tener.

En lo personal creo que existe una fórmula para alcanzar el éxito, misma que se compone de dos aristas; la primera es la visión personal de nosotros mismos, si sentimos esos anhelos en nuestro corazón de realizar grandes cosas podemos pasar a la parte siguiente, trasladar ese sentimiento a nuestra mente y entender que verdaderamente es posible. La segunda arista, es la puesta en marcha que comprende dos aspectos 10% la idea y 90% tenacidad. Si logramos entender la primera parte y damos la milla extra para alcanzar nuestros sueños es cuestión de tiempo para que estos se vuelvan tangibles.

En una oportunidad me preguntaron Jimmy crees en la suerte a lo que respondí: Creo en Dios y en la oportunidad de amanecer todos los días, el resto depende de cada uno de nosotros, y es importante recalcar, no solo se trata de amanecer sino de dar la milla extra, de ser feliz aun cuando estamos tristes, es decir, que siempre van haber problemas así que, nuestra felicidad no puede estar ligada a ello.

Si el éxito empresarial se determinara por la cantidad de horas trabajadas, creo que habría más millonarios en el mundo que arena en el mar, lo cual muestra que es significativo entender la relación de esfuerzo, análisis y rendimiento, jornadas de 15 horas diarios ya dejaron de ser indicadores de rendimiento, no solo se trata de trabajar se trata de trabajar inteligentemente.

Por último, dar la milla extra es vital para lograr el éxito, pero aquí es donde aparece la pregunta del millón. ¿Qué es ser exitoso? En lo personal eso comprende un cúmulo de cosas; Dios, salud, familia, realización personal, profesional y estabilidad económica, después de todo de que le sirve al hombre ganar el mundo y perder su alma.

Dicho esto, nos quedan cuatro aspectos fundamentales, convertir los anhelos en pensamientos y estos en realidades, la necesidad de dar la milla extra para lograrlos, la importancia de trabajar de forma inteligente y definir que es éxito para cada uno de nosotros.

← El fin de la era “Pangea” en las tecnologías de información Como Segmentar su Cartera de Clientes →
Jimmy Quesada

Consultor en coaching, liderazgo y construcción de equipos (team building).
Puede contactarlo al correo electrónico: Druck10consultores10@gmail.com
Sígalo en Facebook