Email

Trump y su política exterior


 
  Por Dr. Carlos Murillo Zamora 08 agosto 2016

The New York Times publicó hace varias semanas -poco antes de la nominación oficial- una entrevista con el candidato presidencial republicano, Donald Trump, acerca de lo que eventualmente sería su política exterior. Sus manifestaciones causaron preocupación entre los aliados estadounidenses. Al mismo tiempo que parecieran evidenciar un desconocimiento de los compromisos internacionales que adquieren los Estados, sobre todo las grandes potencias, como actores internacionales; como también una visión radicalmente distinta del rol de Estados Unidos como factor estabilizador del sistema internacional, junto a otros actores claves, entre ellos Rusia y China.

Pero también un desconocimiento de que la mayor parte de lo que enfrenta hoy Estados Unidos en el sistema internacional es producto de las acciones de los dos pasados gobernantes republicanos: los dos Bush, padre e hijo. En gran medida la actual coyuntura resulta de las intervenciones armadas en Afganistán e Irak.

No se puede obviar que en gran medida esas declaraciones responden a la tendencia de muchos líderes políticos alrededor del mundo, que adoptan conductas populistas y favorecen el aislacionismo. Esto no es la primera vez que ocurre en la historia mundial. Por eso es que he afirmado en varias oportunidades que la actual coyuntura se asemeja mucho a la de la segunda década del siglo XX, previó a la I Guerra Mundial. La diferencia es que hoy recibimos la información en tiempo real y sin los filtros de los gobiernos y los medios de comunicación.

En las declaraciones al medio neoyorkino, Trump destacó que revisará el aporte y la participación de Estados Unidos en las operaciones de la OTAN. Que solo continuará si los aliados contribuyen -léase “pagan”- por los servicios militares que ofrece Washington para protegerlos. Por eso advirtió que si un aliado estadounidense fuese atacado, por ejemplo, por Rusia, el gobierno estadounidense lo apoyaría si este ha pagado por la protección político-militar. Esto es un cambio en la concepción de aliados y alianzas por parte del aspirante republicano.

Para Trump, los países deben adaptarse al nuevo enfoque de política exterior en un gobierno suyo, si quieren seguir siendo aliados. Por eso, entre las primeras medidas estaría la revisión del TLC de Norteamérica, para obtener mejores condiciones. Pareciera que el candidato piensa de la política internacional se puede regir con los mismos principios y criterios del gerenciamiento de una de sus empresas.

Los temas centrales de las declaraciones sobre política exterior evidencian un profundo distanciamiento de las tesis del Partido Republicano, sobre todo en comercio exterior, Medio Oriente, armas nucleares y trato a los aliados y rivales. Esto por la concepción de Trump sobre el ejercicio de la hegemonía por parte de una superpotencia.

En definitiva, el triunfo de Trump introduciría una profunda variación en la política exterior de Washington, y sin duda aceleraría los cambios en el sistema internacional y la construcción de un nuevo orden mundial. Pero más allá de ello, la pregunta es ¿cómo enfrentará la Casa Blanca en una administración de Trump a la burocracia del Departamento de Estado, el Pentágono y la CIA, así como los compromisos jurídicos internacionales ratificados por Washington?

← Trump y la destrucción del liderazgo estadounidense EEUU elimina más trabas a la exportación y los vuelos hacia Cuba →
Dr. Carlos Murillo Zamora

Profesor e investigador de las Universidades de Costa Rica y Nacional de Costa Rica. Consultor internacional. Doctor en Gobierno y Políticas Públicas. Autor del blog camuza.codebeta.net.